El cuidado infantil es crucial. Que no falte.

Gran parte de la oferta de los servicios educativos y de cuidado para la primera infancia peligra. Ya existían importantes déficits en lo que respecta a la cobertura de los servicios públicos de atención en jardines maternales y con la pandemia, esto se ve agravado.

Esta situación impacta en el bienestar de los hogares porque

? dificulta la inserción de las mujeres en el mercado de trabajo y su autonomía,
? se ponen en riesgo miles de empleos (en su gran mayoría de mujeres) y
? se compromete el acceso al derecho a la educación y a cuidados para miles de niños y niñas.

En el Día del maestro recordamos que los jardines maternales son un servicio de cuidado fundamental para las familias y, en especial, para las mujeres que son quienes cargan mayormente con las tareas de cuidado no remuneradas.

El cuidado no es una responsabilidad individual o privada, sino que es una responsabilidad social
compartida.

Hacemos un llamado al Estado nacional y a los estados provinciales para que adopten medidas tendientes a asegurar la subsistencia de los espacios educativos y de cuidado de la primera infancia que se encuentran en peligro.

 

Entradas recientes

Compartir esta entrada